Pasos para controlar una crisis de ansiedad

La crisis de ansiedad se presenta cuando aparecen repentinamente sentimientos de miedo y ansiedad. 

Crisis-de-Ansiedad-
Físicamente se produce por la estimulación de la hormona suprarrenal por las glándulas suprarrenales. La adrenalina liberada ayuda al cuerpo a prepararse para una pelea o una situación de peligro.

Cuando ocurre con demasiada frecuencia sin que exista ninguna causa objetiva que lo provoca puede causar problemas.

Manejar adecuadamente una crisis de ansiedad.

Paso 1 para manejar una crisis de ansiedad: relax antes de que empiece

Respira y relájate cuando ves que la crisis de ansiedad va a empezar. Es mejor dominarla antes de que empiece.
Para lograrlo, cuando veas que comienzas a sentir como que vas a tener un ataque de pánico, relaja los músculos tensándolos primero por cada área de tu cuerpo (por ejemplo, tensa unos segundos las manos, los brazos, la cara, etc…y relájalos a continuación).

Hazlo o con cada músculo del cuerpo. Asegúrate de concentrarte en la respiración.

Paso 2 para manejar una crisis de ansiedad: cambia el entorno

Crisis-de-Ansiedad

Cambiar de entorno o circunstancias cuando tienes la crisis de ansiedad encima puede evitar que suceda. Trata de beber un vaso de agua fría, cuéntate un chiste, canta una canción que te guste o te haga gracia, todo lo necesario para detener el proceso de pensamiento negativo que desencadene el ataque de pánico.
Cuando encuentres algo que funciona, úsalo para la próxima vez. Esto ayudará a evitar el ataque antes de que comience.

Paso 3 para manejar una crisis de ansiedad: apunta la información necesaria

Es muy útil crearse una especie de cuaderno donde apuntar todas las estrategias que te han funcionado para evitar una crisis. Debes apuntar también los números de teléfono de un médico de urgencias y de uno o varios amigos que puedan ayudarte.

Paso 4 para manejar una crisis de ansiedad: realiza estas estrategias

• Una buena estrategia es levantar los brazos hacia arriba y dejarlos levantados. Funciona para algunas personas.
• Trata de esconderte. Métete debajo de una manta que te guste mucho o un edredón. Si estás en la calle, ponte algo que te cubra la cabeza, súbete los cuellos, abróchate la chaqueta y haz todo lo posible para no ser visto. Te reconforta y relaja.
• Enciende la televisión. Te puede ayudar a dejar de pensar en el pánico creciente.
• Llama a alguien con quien te sientas bien y seguro. Alguien de tu confianza.