Dieta blanda

La dieta blanda es una forma de alimentación prescrita por profesionales médicos ante la aparición de enfermedades que afecten al aparato digestivo, aunque también se puede prescribir una dieta blanda para favorecer la recuperación tras determinadas intervenciones quirúrgicas.

Su duración debe ser prescrita por los doctores ya que varía caso a caso.

[toc]

¿En qué se basa la dieta blanda?

La dieta blanda se basa, fundamentalmente, en la utilización de alimentos que resulten fáciles de digerir, pero también fáciles de masticar.

Evitan los condimentos, las grasas o cualquier otra sustancia que pudiera causar una secreción no deseada de jugos gástricos o ser irritativos para el aparato digestivo.

Como comentaba antes, varía en cada caso y siempre se tendrá en cuenta la situación de cada paciente: si existen desórdenes gástricos, si ha habido una intervención estomacal, un problema maxilofacial, dificultades al tragar etc. En cada caso se decidirá, por ejemplo, si la dieta se tiene que basar en líquidos o en otro tipo de alimento más sólido.

Puré para una Dieta Blanda

Lo más habitual es que se nos prescriba una dieta blanda en el caso de padecer gastritis o un proceso diarréico. Necesitamos por un lado recuperar los nutrientes perdidos pero por otro volver a hidratarnos.

En este caso el tipo de comida recomendada se basa en alimentos astringentes como el arroz blanco, aves y pescado en su versión cocida, al grill u horneada, sin condimentar y evitando en cualquier caso las frituras, la tortilla francesa, verduritas cocidas, verdura al vapor y, en postres, la compota de manzana.

Es decir, alimentos que no sean ricos en grasas o que favorezcan el tracto intestinal:

  • No a los fritos
  • Frutas en compota
  • Verduras nunca crudas
  • No se admiten las salsas
  • No se admite la ingesta de carnes grasas
  • Prohibido el alcohol
  • Prohibidos los alimentos condimentados y los picantes
  • No se permite beber bebidas con cafeína.
  • No se permiten los frutos secos ya que se dificulta su digestión
  • No se permiten los cereales, por el mismo motivo.

Aunque, por supuesto, existe otro tipo de dieta blanda no necesariamente astringente, es aquella que va orientada a la limpieza estomacal o a evitar que se vomite.

En este caso la dieta es muy distinta. Se admite comer caldo, algunos lácteos como el yogur, purés, etc

Otros casos en los que se recomienda la dieta blanda

  1. Hablamos, sobretodo, de aquellos casos en los que puede existir reflujo o acidez gástrica o bien el paciente ha desarrollado un problema de acalasia (cuando el esófago está inhabilitado para trasladar el bolo alimenticio hacia el estómago).

En estos casos la dieta está orientada a evitar los cítricos, el tomate frito, el vinagre y, en general, el alcohol, las bebidas carbonatadas, las salsas, los alimentos picantes, los fritos, la cafeína y los alimentos grasos

  • Pacientes que han sido sometidos a intervenciones que han hecho necesaria la anestesia total. En este caso el cuerpo precisa de un a adaptación pausada de su sistema digestivo.
  • Pacientes que por otras circunstancias (enfermedades) precisan que se les prescriba ese tipo de alimentación.

Contenido que te puede interesar

Alimentos ricos en proteínas

Adelgazar sin dietas

Dieta cetogénica para adelgazar

Recetas para adelgazar

La nutrición

La obesidad

La indigestión

Las estrías

Qué es la nutrición

Dietas para adelgazar rápido

Toda la información sobre Alimentación en Finca-Blanca