Ansiedad Generalizada: síntomas y tratamientos

La ansiedad generalizada puede manifestarse de muchas maneras, desde dolores de cabeza, espasmos musculares, temblores, frustración e incapacidad para concentrarse, irritabilidad… Los trastornos del sueño también son comunes.

El trastorno de ansiedad generalizada es también conocido por sus siglas, TAG, y se define como un estado de preocupación constante, de forma exagerada que nos genera un estado ansioso que impide estar a gusto, relajado.

Las personas que padecen este trastorno tienen predisposición a esperar siempre un resultado negativo de todos sus acciones.

Otros síntomas son la ansiedad social (miedo o pánico a estar con personas)la agorafobia, la claustrofobia, etc.

Ansiedad generalizada

Problemas relacionados con la ansiedad generalizada

También es bastante común que las personas con ansiedad generalizada manifiesten otros problemas, tales como:
• una respuesta rápida y constante de sobresalto
• una falta de capacidad para relajarse completamente,
• Propensión a estar en un estado de movimiento constante.
A las personas con ansiedad generalizada les resulta muy difícil relajarse y calmarse, sentir un poco de paz y sosiego.

Por ello es necesario que aprendan estrategias para calmarse, reflexionar y relajarse, ya que es una terapia necesaria para la curación de este problema.

Ejemplo de desencadenantes de la ansiedad generalizada

Las tensiones normales de la vida pueden agravar la ansiedad generalizada. Un ejemplo muy típico es una persona que normalmente desempeña bien su trabajo y se siente realizado. De repente descubre que el trabajo se ha convertido en una rutina aburrida. Este sentimiento evoluciona hasta pensar que es una losa que le impide ser libre.

El trabajo empieza a percibirlo como un ambiente negativo, y deja de disfrutar con él y de sentirse realizado. Al contrario, cada vez siente una mayor preocupación cada vez que se levanta y tiene que ir al trabajo. Como resultado, la ansiedad anticipatoria por tener que ir a trabajar puede ser bastante fuerte.

Ansiedad generalizada

La ansiedad generalizada se puede curar

Las personas que tienen ansiedad generalizada responden mejor a las terapias llamadas cognitivas conductuales. Este tipo de terapia es más activa, no sólo se basa en hablar con un terapeuta.
En la terapia cognitiva conductual, la persona aprende gradualmente a ver las situaciones y los problemas desde una perspectiva diferente y aprende los métodos y técnicas a utilizar para aliviar y reducir la ansiedad.
En ocasiones la medicación es un complemento útil a la terapia, pero para muchas personas, no es necesario.
La ansiedad generalizada se puede tratar completamente y se puede superar con éxito en tres o cuatro meses si la persona está motivada y trabaja en serio hacia la recuperación.

Contenido que te puede interesar:

Proteínas y Aminoácidos

Cómo adelgazar sin recurrir a las dietas

Dieta que provoca cetosis

Recetas para perder peso

Qué es la nutrición

Combatir la obesidad

Cómo quitar la indigestión

Eliminar las estrías

Nutrición y Alimentación

Las mejores dietas

Toda la información sobre Alimentación en Finca-Blanca