Tomar cromo para adelgazar… entre otras cosas

El uso del cromo para adelgazar tiene su base en las propiedades descubiertas en este mineral:

  • Ayuda a controlar la presencia del azúcar en la sangre
  • Frena el deseo de consumir carbohidratos, por tanto de consumir calorías vacías
  • Mejora el metabolismo de la grasa corporal

A pesar de sus conocidos efectos dietéticos y saludables para el riego sanguíneo, el problema que encontramos es la falta de fuentes naturales de donde ingerirlo y, por tanto, su consumo es bastante bajo.

Partículas de cromo mineral

El cromo para controlar el azúcar en la sangre

Es uno de los factores clave del cromo para adelgazar.

Cuando comemos hidratos de carbono, estos son absorbidos por la sangre en forma de azúcar. Disminuir la cantidad de glucosa que llega al flujo sanguíneo es fundamental para que aumente la pérdida de peso, se absorba mejor la grasa y disminuya el apetito. Todo ello, además, redunda en la disminución de posibilidades de padecer diabetes y enfermedades del sistema cardiovascular.

El cromo permite digestiones más lentas con lo que se promueve la sensación de saciedad.

Por otro lado, el cromo permite un buen metabolismo de la grasa con lo que resulta muy efectivo para combatir los niveles altos de colesterol.

El disminuye el deseo de consumir carbohidratos

Es otro de los factores clave que hacen lo bueno como suplemneto adelgazante.

Es muy común tener el “antojo” por alimentos ricos en almidón y azúcar, alimentos muy calóricos, que generan una cierta dependencia al actuar en los centros de placer del cerebro y, por tanto, difíciles de eliminar en una dieta convencional.

Cuando el nivel de azúcar en sangre es bajo, nuestro organismo amplifica el impulso para encontrarlo y eso hace que se nos genere una tendencia a consumir calorías en exceso. El cromo ayudaría a estabilizar los niveles de glucosa y, por tanto, funcionaría como un inhibidor del deseo de su consumo.

Otros efectos del cromo

  • Ayuda a disminuir la grasa corporal ya que en el organismo hace que aumente la masa corporal magra y disminuya la masa grasa.
  • Combate la resistencia a la insulina. Esa resistencia contribuye la obesidad y a la predisposición del ser humano a enfermedades como la diabetes y los problemas cardiacos, no olvidemos que la insulina permite la eliminación de glucosa y, por tanto, una correcta circulación de la sangre.

Cuánto cromo tomar

Los más recientes estudios demuestran que el consumo de cromo es seguro y no tiene efectos secundarios (aunque a este respecto te aconsejo este artículo sobre la posibilidad de efectos adversos del su consumo excesivo).

Las dosis más efectivas estarían entre los 0,2 y los 0,6 miligramos. Por lo general, se vende en cápsulas o tabletas de 0,2 mg.

Hay muchos suplementos de cromo en el mercado: cloruro, picolinato, polinicotinato… De ellos parece que tiene una gran efectividad el picolinato de cromo por su capacidad para ser absorbido eficientemente y por su efecto de permanencia en el organismo y, por tanto, por su capacidad de controlar la glucosa durante más tiempo.