La 8 principales dolencias del aparato digestivo

Enfermedades del aparato digestivo las hay muy variadas y afectan de uno u otro modo a distintas partes del proceso digestivo.

Por lo común no nos gusta hablar de ellas por el tipo de molestias íntimas que entrañan o por que lo consideramos un tema desagradable.

Sin embargo son dolencias comunes y es muy raro que exista alguien que no las ha padecido en algún momento de su vida.

Principales enfermedades del aparato digestivo

Hablare siguiendo un orden físico, empezando por las dolencias de la parte superior del sistema digestivo y siguiendo hasta las que se localizan más abajo.

1.   El reflujo

Asociado a comidas fuertes, ingesta de alcohol etc es un padecimiento muy habitual que solo se transforma en algo serio si se cronifica.

Por lo general se soluciona evitando determinados alimentos o bebidas que experimentamos como propensas a darnos acidez o con la toma de simples antiácidos.

2.   Cálculos

Se trata de depósitos sólidos que se pueden formar dentro de la vesícula (el lugar en el que el estómago almacena la bilis, fundamental para el proceso digestivo).

Se producen si la vesícula biliar no se vacía correctamente durante la digestión y va dejando un cierto depósito que tiende a endurecerse severamente.

El problema que producen es que pueden llegar a obstruir los conductos de salida/entrada de la vesícula.

Los síntomas son un dolor agudo en el abdomen y, por lo general se pueden tratar con medicamentos que disuelven esas “piedras”. En casos mas graves precisan de intervención quirúrgica.

3.   La enfermedad de Crohn

Se trata de una inflamación del intestino, comúnmente la parte que une el colon con el intestino delgado.

Sus causas de la enfermedad de Crohn están todavía por definir pero parece que tiene un enorme componente hereditario.

Por lo general causa diarrea, dolores en la zona del abdomen, fiebre etc, y su tratamiento no descarta el uso de cirugía.

4.   Colitis ulcerosa

Es una enfermedad autoinmune, es decir, tu cuerpo entiende los alimentos como una “invasión” y los trata como si fuese una enfermedad. Esto hace que se produzcan llagas y otras dolencias abrasivas en la zona del colon.

Los principales síntomas son las diarreas, la sangre en las heces y el dolor abdominal.

Se trata también de un tema serio, y una de las enfermedades del aparato digestivo que hay que poner en manos de especialistas en cuanto se detectan los primeros síntomas.

Esquema de las enfermedades del aparato digestivo

5.   Intestino irritable

Sus síntomas son variados y se detectan en tanto que son muy contradictorios: pasar del estreñimiento a la diarrea, de la hez dura a la líquida de un día para otro etc.

Si bien no está muy claro cuál es el origen de esta dolencia, parece claro que su tratamiento pasa por un cambio en la dieta: evitar las grasas y moderar el consumo de fibra, no fumar, evitar los productos lácteos y el alcohol así como el café o las bebidas carbonatadas.

En cambio resultan beneficiosos los alimentos probióticos y los tratamientos conductuales orientados a eliminar el estrés.

6.   Diverticulitis

Se trata de bolsitas que se forman a lo largo del intestino, por lo general en el colon, produciendo dolor abdominal y fiebre en el caso de que se inflamen.

Están bastante relacionadas con la obesidad y con la falta de fibra en la dieta.

Se suele tratar con antibióticos y con un tipo de dieta líquida, alta en fibra: verdura, cereales y legumbres, básicamente.

7.   Enfermedad celíaca

Es la que se deriva de la intolerancia al gluten, la proteína presente en la mayoría de los cereales, que funciona también como una enfermedad autoinmune: el cuerpo se pone en estado de alerta entendiendo como ataque algo que no lo es y actuando en consecuencia: diarreas, inflamación del abdomen, vómitos… pero también depresión y estado de fatiga.

Es una de las enfermedades del aparato digestivo hacia la que se están sensibilizando importantes sectores como la alimentación o la hostelería, con la elaboración de productos que garantizan que no contienen trazas de gluten.

Se puede empezar a padecer en edad adulta e, incluso, desconocer que se padece pero sufrir igualmente las consecuencias, es por ello que ante la presencia de trastornos intestinales es recomendable acudir al médico.

8.     Dolencias relacionadas con la zona anal

Se trata básicamente dos: las fisuras anales y las hemorroides.

a.   Fisuras anales

Se forman en la parte interna del ano, en forma de gota y tendentes al sangrado al paso de las heces. Para evitarlas es conveniente una dieta rica en fibra y su tratamiento va desde los baños de asiento y los antiinflamatorios tópicos a la cirugía en los casos más graves.

b.   Hemorroides

Constituyen una inflamación de las venas de la parte final del ano.

Se detectan por la presencia de sangre en las heces (color rojo brillante) y son comunes en personas que tienden al estreñimiento prolongado.

Pueden llegar a ser muy dolorosas, urticantes y terriblemente molestas. Son operables y también tratables con pomadas de uso tópico y supositorios.

Otro contenido que te puede interesar:

Proteínas y Aminoácidos

Cómo adelgazar sin recurrir a las dietas

Dieta que provoca cetosis

Recetas para perder peso

Qué es la nutrición

Combatir la obesidad

Cómo quitar la indigestión

Eliminar las estrías

Nutrición y Alimentación

Las mejores dietas