Higiene bucal: consejos básicos

La higiene bucal es parte importante de nuestras vidas, ya que nos mantiene a salvo de diferentes enfermedades características de la boca y de los dientes como por ejemplo: caries, periodontitis, halitosis y gingivitis.

Podemos decir que practicamos unos buenos hábitos de higiene dental cuando no tenemos entre nuestros dientes restos de comida y nuestro aliento no tiene un mal olor persistente.

Si las encías se vuelven dolorosas o sangran durante el cepillado, podemos deducir que tenemos un problema. Para evitarlo no hay nada mejor que tener buenos hábitos de higiene desde pequeños.

Los buenos hábitos incluyen el cepillado tras cada comida, muy especialmente en la noche, y el uso de cepillo interdental o el hilo dental para eliminar posibles restos.

El cuidado de nuestra boca debería comenzar desde los 6 meses de edad (más o menos desde que un bebe comience su alimentación “sólida”).

Higiene bucal

Higiene bucal en 6 Consejos

1. Hábitos en el cepillado

Procura cepillarte lentamente y sobre toda el área de la dentadura, no olvides los sitios de difícil acceso, las encías y los dientes posteriores.

2. Frecuencia del cepillado

Para cuidar de forma correcta nuestra higiene bucal es necesario la limpieza de los dientes como mínimo tres veces al día. Preferiblemente después de cada comida.
El cepillado más importante es el de la noche.

3. Tipo de cepillo

Si puedes usa un cepillo eléctrico, el cual te dará los movimientos perfectos para cuidar tus dientes. En este caso siempre es mejor el cepillo de recarga en la red eléctrica frente a los cepillos con pilas ya que con el uso, estos últimos, van perdiendo potencia.

4. ¿Cuándo comprar un cepillo nuevo?

Si utilizamos cepillos “convencionales”, desechables, es importante que los usemos por un máximo de tres meses, ya que podemos acumular bacterias en el lugar, se desgastan y dejan de ser efectivos.

Además, te recomiendo el uso del hilo dental, ya que previene la formación de caries interdentales y es un complemento básico de una higiene que no podría realizarse de otra manera.

5. ¿Cuándo ir al dentista?

Como te comente anteriormente no esperes al último momento para ir al odontólogo, recuerda que para mantener una buena higiene bucal tenemos que ser constantes y eso incluye al menos dos visitas al año al dentista.

No esperes a sentir dolor para acudir al odontólogo.

Hacer dos visitas rutinarias al año te evitará males mayores. Son dos momentos claves para que se te efectúe una limpieza completa y se chequee el estado general de tu dentadura.

6. Cuida lo que comes

Es muy importante que te alimentes de una forma adecuada, evita al máximo las golosinas con mucho azúcar, así como también las bebidas gaseosas, las cuales suelen dañar progresivamente el esmalte dental.

Una boca sana con unos dientes limpios, además de ser nuestra carta de presentación mide la calidad de nuestra higiene y salud general.

Te dejo, además, este vídeo sobre consejos básicos de higiene dental:

 

Contenido que te puede interesar:

Proteínas y Aminoácidos

Cómo adelgazar sin recurrir a las dietas

Dieta que provoca cetosis

Recetas para perder peso

Qué es la nutrición

Combatir la obesidad

Cómo quitar la indigestión

Eliminar las estrías

Nutrición y Alimentación

Las mejores dietas

Toda la información sobre Alimentación en Finca-Blanca